Para mantener un portal abierto y actualizado en el que podamos debatir sobre el uso de la tecnología, en Dialogando te queremos escuchar. ¿Hay algo sobre el mundo digital que quieras conocer? ¡Habla con nosotros! Para otro tipo de información contáctanos a través de redes sociales: Facebook y Twitter: @mimovistar o descárgate la app de Mi Movistar.

Todos los campos son obligatorios*

X

Sostenibilidad - 15/04/2020

La emoción por la diversidad nos une: crece el compromiso de las empresas con el talento LGBTIQ+

3 min Tiempo de lectura

Las empresas en el Perú, desde hace algunos años, han comenzado a implementar políticas en favor de sus trabajadores LGBTIQ+[1]. Han pasado, en menos de seis años, de intervenir su logo con los colores del arcoíris por el mes del orgullo, a desarrollar programas con metas y objetivos concretos y medibles para nuestra comunidad.

¿Por dónde empezar?

En nuestro país, como no contamos con leyes a favor de nuestra comunidad, las empresas están apostando por la creación de “políticas de diversidad” donde incluyen a la orientación sexual, identidad y expresión de género como causales de no discriminación; están creando el “seguro para parejas del mismo sexo”, que respondería al vacío legislativo que nos deja el no contar con una ley de Matrimonio Igualitario; y la política del “uso del nombre social”, que permite a sus trabajadores trans, utilizar en su fotocheck y correo electrónico, el nombre con el que se identifican.

¿Dónde encontramos los principales retos?

En la cultura. Aterrizar estas políticas a la cultura de la empresa, y lograr comunicarlo a sus clientes con asertividad, es un reto por tres razones:

1. Prejuicio hacia personas de nuestra comunidad: Hemos crecido escuchando que no somos normales o incluso que somos enfermos. Para comprobarlo, sólo enciende la televisión y mira cómo nos retratan en los programas cómicos.

2. Violencia normalizada: El prejuicio genera discriminación. En el censo virtual del INEI el año 2017, se determinó que cerca del 70% de nuestra comunidad ha pasado o está pasando por situaciones de violencia en el colegio, en nuestro hogar, en el espacio público y en el trabajo, principalmente.

3. Nuestros derechos están en una polémica constante: Desde finales del año 2016, estamos esperando que el Congreso inicie el debate para la aprobación de los proyectos de ley de “Identidad de Género”[2] y “Matrimonio Igualitario”[3].

¿Desde qué lugar suman las empresas?

En primer lugar, asegurando que el espacio de trabajo sea un lugar seguro para nuestra comunidad. Para esto Presente ha creado la certificación “Mejores Lugares para el Talento LGBTIQ+”, una oportunidad para medirte, crecer y anunciar que, en tu organización, todas las personas son bienvenidas.

Y, en segundo lugar, dando el gran paso: comunicándole a todo el Perú que la diversidad LGBTIQ+ es recibida con los brazos abiertos en la compañía. Aquí, Movistar viene dando el ejemplo con su campaña #LaEmociónNosUne, donde nos presenta, sin miedo y frontalmente, a una pareja de chicos abiertamente gay. Dándole la oportunidad a las nuevas generaciones de sentirse representadas y empoderadas.

Las empresas peruanas no sólo están dándole la mano a sus trabajadores LGBTIQ+, también están haciendo un statement. Le está diciendo a la sociedad peruana: es momento de ser un mejor país.

Y están empezando desde casa.

 

Autor: Gabriel de la Cruz Soler. Director Ejecutivo, Presente ONG.

 

Puedes ver la campaña #LaEmociónNosUne de Movistar aquí:

 

[1] Lesbianas, gays, bisexuales, trans, intersexuales, queer, y otros.

[2] Permite que una persona trans cambie su nombre en el DNI sin necesidad de iniciar un proceso judicial.

[3] Reconoce el estatus familiar de parejas homoparentales.

Volver